Ponga la basura en su lugar

1

Dice el gastado sofisma libertario-neoliberal: “La ciudad más limpia no es la que más se barre, es la que menos se ensucia”. Ellos no la inventaron, pero la frase ha sido utilizada sistemáticamente por “Tu Muni” durante las décadas de administración de Arzú y sus minions. Ante la falta de solución definitiva al problema de las inundaciones y la basura, el mismo Arzú ha señalado a los vecinos de ser los culpables del colapso de los drenajes porque tiran basura en las calles.

Es un hecho que el ciudadano común es dado a tirar basura en las calles, y en donde pueda. No se defiende a los maleducados; al contrario, se les condena, y debería existir una ley que los multe.

También es un hecho que las municipalidades no tienen un programa o plan para el manejo de desechos, ni existen vertederos que llenen los requisitos sanitarios. Como muchas cosas, el de la basura es un problema al que no se le ha buscado solución y proliferan los basureros clandestinos, con el consecuente resultado de que los desechos van a parar a los ríos y lagos.

Después de las primeras lluvias torrenciales de la temporada, los medios de comunicación publicaron que gran cantidad de basura fue arrastrada por el agua hasta el lago de Amatitlán, las fotos que circularon son elocuentes. Las primeras reacciones en las redes fueron de culpar a quienes tiran basura en la calle, a los otros; porque claro que nadie tira basura, son los otros. Luego los medios aclararon que los desechos provenían, en su mayoría, de basureros clandestinos.

Aquí es necesario repetir que es condenable que haya gente que tire basura en cualquier lugar. Quienes eso hacen son coches, cerdos, maleducados y todos los adjetivos que quieran. También son culpables.

Sí, ya se sabe, si la gente no tirara basura, bla bla bla bla. Pero no es el caso, entonces hay que vivir con eso y es obligación de los alcaldes buscar soluciones prácticas y no estar todo el tiempo culpando a la falta de educación de las personas. Es como decir que hay mucho tráfico porque la gente no deja de usar su carro, cuando no se ofrecen soluciones como un sistema eficiente de transporte público. O decir que algo se gasta porque se usa. O decir que existe corrupción porque hay gente corrupta, sin tomar en cuenta que el sistema debería ser a prueba de corruptos; es decir, con leyes y tribunales que castiguen con agilidad y eficacia a los corruptos.

Es increíble la cantidad de gente que de buena gana defiende a Arzú y echa la culpa del desastre de la basura a quienes la tiran en la calle; sin reparar que el actual alcalde ha estado en la administración municipal desde 1986. Se vea desde donde se vea, Arzú ha fracasado en muchos aspectos, y el de la basura es de los más evidentes; su excusa de que todo es culpa de la mala educación ya no debería convencer a nadie. Y, bueno, en realidad no es increíble la cantidad de gente que defiende a Arzú; al contrario, eso explica por qué lo siguen eligiendo.

En fin, cuando vaya por la calle, ponga la basura en su lugar. Si encuentra basureros públicos tendrá suerte; de lo contrario llévela a su casa.

Share.

About Author

Fernando Ramos

Me he ganado la vida desempeñando la prosaica profesión de la contabilidad y la auditoría; sí, soy de esos tipos cuadrados a quienes todo mundo teme, porque encuentran descuadres y faltantes. Pero también escribo poesía, y otras cosas por ahí; de eso trata este espacio, de las cuentas que hago con las palabras.

1 comentario

  1. Moisés Berducido on

    Magnífica columna. Los maleducados abundan, porque no hay un sistema efectivo que los castigue, igual que los corruptos. Hasta en una ciudad como México D.F. (vecino nuestro, con sus problemas y subdesarrollo), lo pueden a uno multar por tirar basura en la calle, cosa que aquí en Guatemala, ni en la zona viva lo hacen.

    Pero el problema viene siendo los casi 30 años de Arzú y sus compinches en el gobierno municipal y los principales problemas nunca se han resuelto de fondo. ¿Ejemplo breve? El famoso “embudo” que hay en el Periférico, entre las Calzadas Roosvelth y San Juan, un tramo no mayor a 400 mts. el cual se vuelve intransitable en horas pico, avanzando hasta a 5km/h en ocasiones y provocando una fila de vehículos de casi 1km. ¿Cómo se resolvería? Se podría ampliar un carril al menos en ese tramo, sin embargo, NUNCA se ha pensado eso, porque tendría que expropiarse una franja no mayor a 7 mts a un conocido Centro Comercial. El basurero, el agua, el asfalto que a la primera llovizna deja cráteres que parecen los que dejaba la artillería soviética en la Segunda Guerra Mundial y los fideicomisos demuestran una mediocridad inaceptable en el supuesto “tercer mejor alcalde del mundo”.

Leave A Reply