Por ellas

0

Cada 8 de marzo es una ocasión para conmemorar y reflexionar, pero también para celebrar los grandes logros de la lucha por la equidad, que pueden parecer pequeños ante el contexto patriarcal, pero están plenos de significado. Si pensamos que antes del año 45 en Guatemala las mujeres ni siquiera teníamos acceso al voto, que no contábamos con espacio en medios o que era impensable verlas dirigiendo empresas, nos damos cuenta del camino recorrido a pulso de batalla y de cuán agradecidas debemos sentirnos por vivir en esta época.

Nos falta mucho por alcanzar y la lucha debe ser por ellas: *

1. Por Mariana, a quien sus padres ya no enviaron a estudiar después de tercero primaria, porque “para qué, si va a agarrar marido, mejor que ayude en casa”.

2. Por Norma, quien debe a su atractivo físico que el líder de la pandilla de su barrio se encaprichara con ella y sabe ya a sus 13 años que no le queda otra opción que ceder.

3. Por Ruth, quien pelea en un Juzgado una pensión alimenticia de Q300 por dos hijos, la que el padre lleva dos años de no pagar.

4. Por Laura, quien se quedó ciega a los 68, sin cumplir jamás su sueño de aprender a leer.

5. Por Julissa, quien trabaja como empleada del hogar por Q500 y sin prestaciones, en jornadas de 12 horas diarias, pudiendo salir un fin de semana al mes.

6. Por Sara, quien afronta un octavo embarazo no deseado, fruto de las violaciones conyugales que ha soportado durante todo su matrimonio.

7. Por Brenda, quien se esfuerza por un ascenso, sin resignarse a que el único camino sea el que su jefe le propuso: acostarse con él.

8. Por Karla, quien hace doble turno en la maquila, aunque tenga que tomar pastillas para no dormir, con tal de que a sus cinco hijos no les falte lo necesario.

9. Por Rosa, que acompaña a su marido al corte de caña, trabajando arduamente bajo el sol, aunque ella no recibirá ni un centavo de su esfuerzo.

10. Por Vivian, a quien nadie le cree que su hermano abusa de ella y que ha pensado en quitarse la vida.

11. Por Ana, que desde los 5 años vende flores en las noches de una zona que está más viva que ella.

12. Por Luisa, quien siempre se sacrifica por otros y ni siquiera imagina que tiene derecho a sus propias decisiones.

13. Por Claudia, indocumentada con 3 trabajos, quien lleva años sin ver a sus hijos.

14. Por Griselda, cuya única salida permitida es a la iglesia.

15. Por Angélica, quien paga una alta factura en maltratos y humillaciones a cambio de la comodidad material

16. Por Diana, a quien el marido borracho le quita a diario lo que gana vendiendo en el mercado.

17. Por Maritza, quien sin saber está educando a su hijo para macho y a su hija para sumisa.

18. Por Rosario, quien oculta su lesbianismo para que no la echen de su casa.

19. Por Beatriz, cuyo cadáver torturado aún no aparece.

20. Por Teresa, embarazada a los 10 años.

*Nombres ficticios, historias reales.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

Leave A Reply