Pulso político en la semana del ardor

0

El fin del trimestre de este año coincide con la parafernalia religiosa tradicional de la semana que se asume como santa. Al regresar del feriado de ardor doblemoralino y embriaguez consumista, los actores de la política nacional estarán listos para seguir conduciendo el destino del pueblo. Un buen baño de agua marina o de agua bendita habrán expiado la culpa y calmado el estrés, necesarios para asumir la desafiante tarea del Estado. Todos tendrán, pues, la oportunidad de recargar sus almas en los templos de la adoración que cada quien profese. Los habrá quienes laven la conciencia en largas jornadas de oración; pero también se podrá purgar los pecados cargando directamente el peso de la culpa a través de su imagen predilecta. Y siempre se puede alivianar la carga con unas buenas vacaciones con playa, arena y tragos incluidos.

Al regresar, una nueva escuadra asumirá el destino del máximo jurado; tres hombres y dos mujeres dispondrán para los próximos cinco años la interpretación de la Constitución, como lente para observar las aristas de los problemas nacionales. De entrada tendrán en agenda los nuevos legisladores constitucionales, los reparos a la Ley de Tarjetas de Crédito plasmado en el Decreto 7-2015 emitido por el Congreso; varios casos relacionados con la justicia transicional;  o previsibles reparos a las  reformas  a la Ley Electoral (que se aprueba a marchas forzadas), especialmente los que sean interpretados como atentatorios a la libertad de expresión por actores privados.

En la novena avenida y novena calle, el Congreso se reagrupará bajo su Presidente Taracena para atender una agenda que incluye la conclusión de las reformas electorales, en medio del sabor amargo con el que concluyó la última sesión plenaria. El desafío para los legisladores será mantener el tren de producción legislativa que traen, administrando a su vez los reacomodos políticos que se producirán como efecto de la finalización del período permitido por la Ley Orgánica, que ya no permitirá la existencia de los bloques independientes. En ese escenario es previsible que al menos una decena de solitarios migre a las filas oficialistas, lo cual reconfigurará la correlación política para la agenda del bloque opositor uneísta, o al menos de la facción que domina. Es probable a contrario sensu de los que varios creerían, que el estilo retador del Presidente Taracena no solo seguirá sino aumentará, blandiendo sus instrucciones en inglés.

La liga de la justicia enfrentará el nuevo frente de batalla cuyos detractores enarbolan con falso y conveniente ardimiento patrio, la intervención extranjera. Los escuderos de Jimmy tratan de implementar estandartes de dignidad y de soberanía, sin notar que la historia nos condena a esta realidad de decadencia. En esta peleíta, el Nuncio se apuntó al bando ardoroso sin notar que su máximo jerarca suele emitir opinión en asuntos de política interna de otros Estados.

En el alma de la feligresía privada el ardor se ha vuelto ansiedad, no hay rito que lave las conciencias y hasta se ha dejado de creer en dios. Todo anuncia discretamente que la justicia intentará darle un golpe en la cabeza al Goliat del sector de las mustias élites económicas. Si se logra asestar una buena cachetada, el coloso puede trastabillar y se defenderá con uñas y manos antes de caer, agarrándose de cómplices, testaferros, lavanderos, funcionarios, bancos, ex gobiernos, etc.

Abril seguramente traerá las lluvias adelantadas de un año con un Niño fortalecido. La sequía y los deslaves retarán de frente la capacidad del Gobierno para atender las crisis ambientales y las necesidades estructurales. La violencia extrema, especialmente en los ámbitos urbanos tendrá continuas expresiones, para justificar un régimen re militarizado. Esto a su vez crea el ambiente para el debate de orden nacional sobre la pena de muerte, el cual traerá la ventaja que permitirá observar como radiografía de contraste, quién es quién en esta tierra de conservadores.

Así las cosas en la semana menor.

 

 

Share.

About Author

Julio Donis

Guatemalteco, nací en Xela en la primavera del 68´y desde los cuatro años me llevaron a la capital. El consumismo es la principal actividad del ser humano moderno, y es la que nos llevará a la extinción como especie. Propongo romper lo establecido, no conformarse con las respuestas porque son mejores las preguntas. La realidad impone buscar las raíces de todo, hay que radicalizarnos. Soy sociólogo de formación y mi experiencia profesional ha sido en programas de fortalecimiento y reforma a la institucionalidad del sistema de partidos políticos, del sistema electoral y del sistema parlamentario. Me expulsaron del único periódico vespertino que existe por escribir contra corriente, y ahora escribo en El Salmón.

Leave A Reply