Seguimos igual…quizás no

3

Foto tomada de bbc.com

A estas alturas del partido es evidente que el ejecutivo y el legislativo siguen en las mismas. Que las consignas de ni corrupto ni ladrón o la representación de no-político fue una campaña de marketing electoral sin contenido real.

Lo peor de todo es que ya lo sabíamos. Jimmy captó votos por presentarse sin “ninguna experiencia” en lo político. El resultado es que no tiene ni idea de qué es lo que está haciendo en la presidencia. Recibir medicinas, entregar pupitres y salir en cuanto evento lo inviten o quiera aparecer no es un programa de gobierno.

Honestamente no sé si estamos peor con Jimmy que con Otto. Si Otto ya fue capturado por corrupto, Jimmy no tiene idea de lo que hay qué hacer y el ejecutivo, incluyendo ministerios, siguen con las mismas prácticas y no parece existir solución.

Sin embargo, parece que esta estrategia (si se le puede llamar así), ya está cansando. Icónica es la imagen del niño exasperado teniendo que escuchar las fábulas sin gracia del presidente (el troleo de “todos somos el nene”, fue genial, por cierto).

En el Congreso, si los primeros pasos de Mario Taracena despertaron cierta expectativa, la dificultad de ver continuidad en lo que pretendía hacer, así como los escándalos de diputados como Juan Manuel Giordano muestran que el actual Congreso no representa un cambio.

Las únicas instituciones que parecen seguir haciendo bien su trabajo son CICIG y el MP (con el apoyo del embajador gringo), pero ante la ingente tarea que tienen por delante, parece que no podrán darse abasto para enjuiciar a los culpables y transformar prácticas tan extendidas y profundas como la corrupción Estado-empresas.

No somos un “Estado fallido” (buen nombre para dar excusas de invasión), pero esfuerzos meritorios no nos faltan.

Entre todas estas cosas, sin embargo, hay que considerar que el continuo desgaste del ejecutivo y el legislativo, al que se añade ahora el desgaste que sufren élites empresariales voraces, sin ninguna vocación de nación, pueden empezar a caldear los ánimos y colocar a la protesta como factor que puede alterar la situación.

Porque si bien no existió una transformación radical de la situación política e institucional, algo en el ambiente político cambio y pequeñas transformaciones y organizaciones se están gestando, a la par de la tradicional resistencia de indígenas y mujeres, por ejemplo.

Aunque sigue siendo una expresión de deseos, en el momento en que se encuentren las protestas que coincidieron en la plaza (un encuentro profundo, no una coincidencia espacio temporal), las cosas podrían empezar a cambiar.

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

3 comentarios

  1. El contundente aniversario del 25A lo está construyendo La Marcha del Agua. Estos campesinos pueden lograr objetivos reales, porque no cuentan con carretas de pensamiento que se conforman con meter presos y democracias por decreto. El Jefe ya nos demostró que la mitad de ladrones se arrepienten y Los Panamá Papers, que los rateros abundan por doquier. Nos urge un Fray Bartolomé de las Casas.

  2. Estimado Mariano, buen análisis de la situación del pais con Jimmy a la cabeza, pero creo que quedás en deuda no abordando, que la razón de que el embajador gringo esté detrás del accionar del MP y CICIG puede ser también otra cortina de humo creada para que el pueblo no vea como se negocian los acuerdos que el Pacto de Prosperidad demanda y con el cuál la política internacional gringa en el país, será beneficiada con el control de muchos recursos naturales. Saludos.

Leave A Reply