Somos lo que decidimos no olvidar

0

In Memoriam: Pedro Chávez Brito, testigo del juicio por genocidio fallecido el 13 de marzo de 2015. Vivió el terror siendo un niño y murió sin encontrar justicia. Pero “quedó su historia”, dicen sus compañeros. Una que merece ser honrada.

El fin de semana del 13 al 15 de marzo tuve el honor de participar en una gira periodística organizada por Diakonia, para conversar con algunos de los testigos del juicio por genocidio. Cualquier expectativa que pudiese llevar quedó empequeñecida por la magnitud de esta experiencia vital.

El triángulo Ixil, región tan deslumbrante como dolida, parece haberse detenido en el tiempo. La modernidad apenas ha rozado la forma de vida por estos lares. Hay un abandono estatal evidente, uno que existía antes y que la saña desatada sólo logró incrementar.

Nos encontramos con ellos y ellas, sobrevivientes y testigos. Al sólo verlos, su lenguaje corporal denota gran dignidad. Comienzan a hablar; se percibe en sus voces una convicción serena y por momentos contundente, que solo quienes dicen la verdad pueden tener.

Se sienten burlados, insisten en que no mienten. Admirable ese valor a la palabra dada en un mundo que considera listos a los que evaden la justicia. Quieren que se sepa la verdad; están dispuestos a contarla las veces que haga falta.

Las lágrimas afloran, pero también las risas. Al final, la tranquila seguridad de quien cuenta lo que vivió y el anhelo insatisfecho de quien no ha obtenido justicia. La anulación de la sentencia supone un duro golpe para ellos, después de tanto esfuerzo y dolor revivido en el juicio. Pero ya procesaron el revés y siguen decididos a buscar ese derecho que les niegan, todo el tiempo que haga falta.

Mención especial merecen ellas, las sobrevivientes de la violencia sexual. Sus testimonios son los más duros. Triplemente discriminadas, por mujeres, por indígenas y por pobres, sus cuerpos fueron tomados como botín de guerra, pero jamás pudieron contra su espíritu indómito.

En próximos días estaremos compartiendo más sobre este viaje al corazón Ixil. Para enterarse de todas las publicaciones sigan el hashtag #MemoriaIxil

Pedro, buen viaje, gracias por tu ejemplo digno y valiente.

Foto de Héctor Garcìa; funeral de Pedro Chávez Brito, en Sajsibán, una comunidad a 66 kilómetros montaña arriba de Nebaj, sin energía eléctrica ni servicios de salud.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

Leave A Reply