Tratar de hacer pisto o no tratar, he ahí el dilema

4

Si alguna vez llegamos a viejos y logramos jubilarnos y recibir alguna pensión, sea del IGSS o de otra clase, y si además conseguimos no tener mayores obligaciones que cubrir, porque los hijos, si es que se tuvo, se fueron para luchar la vida por su lado, entonces quizá se pueda vivir esos últimos años sin preocuparse por generar ingresos.

El cuento que nos cuentan de la vida es que se debe trabajar duro para algún día llegar a tener mucho dinero. Que no solo los millonarios de cuna pueden lograrlo y que el sistema funciona de tal forma que todas las personas tienen las mismas oportunidades y si no lo hacen es porque desaprovecharon lo que la vida puso a su disposición. Es bonito pensar así, supongo, pero hay un momento en el que es necesario ponerle objetividad al asunto y replantear la situación para no caer en la trampa de abarcar mucho apretando poco, o de meterse en camisa de once mil varas.

La vida es una carrera en la que la mayoría corre en desventaja, y entre esa mayoría muchos empiezan más atrás. La verdadera meta es dar el salto hacia arriba de la línea de la pobreza, alcanzar el nivel de ingresos suficiente para cubrir las necesidades básicas, cualquier cantidad arriba de eso es ganancia.
Aspirar a tener más que suficiente es válido. Pero también es válido fijarse la meta de necesitar cada vez menos y así alcanzar un estado de bienestar personal (como me dijo un amigo: “Yo decidí ser pobre, mano”. Y lo considero valiente por haber tomado esa decisión).

Una persona con alto nivel de conciencia debería ser capaz de planificar su estilo de vida a partir del momento en el que empieza a generar sus propios ingresos, pero a los veintipoquitos años –como sucede en la mayoría de los casos– es casi imposible pensar a futuro. De patojo uno se quiere comer el mundo, sin darse cuenta de que la boca es pequeña para semejante bocado. Cualquier historia de éxito, independientemente de las circunstancias, será la excepción que confirme la regla.

Cuando las necesidades son muchas es complicado hacer planificación financiera a futuro. Es necesario tener estabilidad económica para pensar en guardar algo para mañana. En un país en donde la mayoría viven por debajo de la línea de pobreza es casi imposible obtener tal estabilidad.

Pedir que la gente ahorre y decir que de esa forma aseguraran el futuro es simplista. Es obvio que el ahorro es importante, pero ¿cuántos pueden hacerlo? Quien tenga la oportunidad que no la desperdicie.

Si se está en la posibilidad de planificar el futuro, es posible que un buen camino sea no crear necesidades, aspirar a que los gastos sean cada vez menos, porque en este sistema jodido cada día que pasa se hace más difícil generar ingresos. Algunos dirán que es mediocridad no aspirar a más y no esforzarse por elevar el nivel de vida. El caso es que el nivel de vida se eleva en la medida que se tiene para cubrir las necesidades básicas y es posible que, en determinado momento, uno mismo tenga la oportunidad de decidir cuáles son esas necesidades.

Share.

About Author

Fernando Ramos

Me he ganado la vida desempeñando la prosaica profesión de la contabilidad y la auditoría; sí, soy de esos tipos cuadrados a quienes todo mundo teme, porque encuentran descuadres y faltantes. Pero también escribo poesía, y otras cosas por ahí; de eso trata este espacio, de las cuentas que hago con las palabras.

4 comentarios

  1. No existe dilema alguno, solo autodeterminación… después todo resulta subjetivo, como considerarse pobre o rico en el mundo (La línea -subjetiva- de la pobreza o el umbral de pobreza es el nivel de ingreso mínimo necesario para adquirir un adecuado estándar de vida en un -país dado-, -un pobre guatemalteco puede ser rico en Haiti, incluso se podría ir mas lejos y decir que un pobre de San Marcos no es igual a un Pobre de la Capital…).. si esa linea de la “pobreza” es tan variable (porque es contextual, no es constante), que la verdad no se sabe a ciencia cierta quien es pobre, imaginemos a los que se sienten cómodos sin acaparar muchos ingresos o los que se sienten incómodos por no acaparar demasiados ingresos, los dos son pobres en cierta perspectiva (constructa), porque cada quien en su individualidad determino (o le determinaron los estadistas) la linea o la meta de ingresos que necesitaba para vivir fuera o dentro de la pobreza (abstracción para singularizar)…,blabla… lo que le trato de decir que discutir sobre la pobreza resulta superfluo, -tonto-, la discusión debe centrarse en como producir riqueza para mas personas, o como es que estas personas “pobres” puedan producir mas riqueza…
    .
    Y como el dilema no existe, la pregunta correcta es como quiere construir cada persona su felicidad o lograr su bienestar (que es variable también): por autodeterminación o sacrificando a otros (lucho para no chingar, o no hago nada y piso a otros)… [como paréntesis: Ser pobre en Guatemala significa, -no pagar la cuenta- (quisiera ver el día cuando NO exista quien la pague)… eso ha hecho que lejos de ser una autodeterminación sea un arma para vivir de los demás (el derecho a ser pobre)… a base de programas sociales…que ahora son un derecho demasiado caro para los contribuyentes]…
    .
    “como me dijo un amigo: “Yo decidí ser pobre, mano”. Y lo considero valiente por haber tomado esa decisión”.. considero esto indignante, si su amigo decidió ser pobre por autodeterminación y va ser responsable de las consecuencias, esta bien… pero si con su decisión resulta carga para otras personas, es una actitud condenable, poco honrada, tramposa y de lo mas inmoral… y considerarlo valiente por eso, es un insulto a los que luchamos cada día, desde el campesino mas humilde que carga leña por la montaña, hasta el empresario mas exitoso..y principalmente al campesino mas humilde que -No se rinde-… esa su consideración es insultante y contradictoria, inmoral, considerar valiente al que no lucha y se rinde,… premiemos a los peores pues (demos títulos a los peores)… ahora llegar de ultimo en una carrera es virtud, tener la peores notas es virtud (y todo a costillas del ganador)… por favor!!!

    • Juan C. Carrera
      Juan C. Carrera on

      Su comentario señor Arana sobre la pobreza y su supuesta variabilidad no es del todo cierta. Es obvio que no es lo mismo ser pobre en Francia que en Guatemala pero lo innegable es que al que es pobre en donde sea le va a costar cubrir sus necesidades básicas con lo que percibe como salario y es allí donde el punto del autor al final de su texto sí es muy cierto: en la medida en la que uno uno menos necesidades adicionales a las básicas requiera o necesite podrá vivir mejor. Por eso el que decide vivr de la manera más sencilla hay que admirarlo. No es inmoral, al contrario.

      Por cierto en Francia al desempleado el Estado lo subsidia por un tiempo determinado mientras consigue trabajo, le paga transporte, hospital, escuela de calidad para sus hijos Definitivamente en un Estado que se preocupa por su gente seguro no es lo mismo ser pobre.

      • 1. NO es cierto ¿?.. Jose Cabrera, lo que usted plantea es una contradicción y una confusión de ideas… Mire pues, un pobre de un país X, no se puede comparar con un pobre de otro país Y. El acceso a bienes de consumo para suplir necesidades y producir (que es lo que llamamos oportunidad), no depende del sueldo, eso depende del mercado, con lógica dependiendo el desarrollo del país en servicios y producción el tiene acceso a mas productos y recursos (oportunidad) el suplir las necesidades es mucho mas sencillo…como ironía: de qué me sirve recibir mas dinero para comprar, si no hay que comprar ¿?…..tanto se discute sobre lo pobres… que es superfluo.. tonto..(la lastima no arregla nada) la discusión se debe centrar, en el -como- pueden generar riqueza mas personas (quien lo desee, en la cantidad que deseen)…
        .
        2. Una cosas es decidir vivir “de manera sencilla” (que no quiere decir ser pobre) y otra es -decidir ser pobre- (que es algo inmoral)… revise su escala de valores. El hecho de que alguien por si solo no vele por generar su bienestar (pudiéndolo hacer), se vuelve carga para otro o otros, y eso no es justo. Pero bravo!!! usted sabrá.
        .
        3. … no se por lo que escribe me hace pensar. Que usted mira despectivamente a la gente de escasos recursos, algo así como que se eduque, porque es un mal educado,.. que le regalen, porque el no puede producir,… que lo curen, porque de seguro es un enfermo… algunas veces, hay que creer en la gente, verlos y decir que son capaces, es buen ejercicio… saludos…

  2. Carlos Hernández
    Carlos Hernández on

    y dónde deja a los pobres de espíritu, señor Ramos? O es acaso que no cuentan para usted??? Vaya a caminar un rato por los lugares donde no hay comida para el espíritu y verá si no se convence de que tienen la riqueza en sus perversidades! Por lo demás, maravilloso texto:)

Leave A Reply