Un unitario 1 de mayo

1

Lo decían en la Marcha de la Dignidad el 25 de abril. Cobraba forma pocas horas después. La idea prende y es necesario concretarla. Este 1 de mayo, Día Internacional de las y los trabajadores, puede mantener encendida la antorcha. No solo para reclamar que #RenuncienYa los gobernantes y sus redes criminales. No solo para insistir en la importancia de #CicigSí.

Por supuesto, se trata de expresar el repudio al gobierno corrupto del militar Otto Pérez Molina y su partido de la delincuencia organizada. Pero también, de marchar en reclamo de los derechos que este mismo gobierno y sus secuaces han conculcado.

Durante este gobierno, en las cárceles del país se ha elevado el número de prisioneros y prisioneras políticas. Tan solo superado por el criminal asedio genocida del Conflicto Armado Interno, el gobierno de Pérez Molina ha perseguido, torturado y criminalizado a quienes se levantan con dignidad para defender nuestros derechos y reclamar respeto a la vida y al territorio.

En Huehuetenango, en San Rafael Las Flores, en La Puya en resistencia, en San Juan Sacatepéquez, en Quiché, hombres y mujeres defensoras del territorio enfrentan la política fascista de persecución gubernamental y empresarial. Una política que incluye el hostigamiento y la amenaza, la calumnia y la difamación, el discurso de odio y la tortura. Acciones a la que hoy se suma el empleo de grupos de choque, al mejor estilo de los centuriones del Partido Revolucionario en los años 60 del Siglo XX.

Nacida de las luchas por la vida, hoy la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC), se erige como la expresión organizada de grupos de choque contra el movimiento social. Esa y no otra es la interpretación del comunicado que emitió la semana anterior, en el cual amenaza con usar los machetes para defender al gobierno. Triste papel el que los dirigentes, cuya mano ha sido untada por el régimen, asignan a las bases de una organización histórica. Ojalá más temprano que tarde, las bases de CONIC le devuelvan su dignidad y su memoria.

Mientras tanto, corresponde a quienes levantamos la voz contra la inequidad, la corrupción y el crimen, acudir este 1 de mayo, junto a las y los trabajadores, para marchar por una Guatemala transformada. El 25 de abril ha sido el primer paso en torno a una demanda general y concreta. El Día Internacional de las y los trabajadores, ha de ser el día en el que caminando por las calles, renovemos el compromiso por el cambio de sistema.

Exijamos la libertad de las y los prisioneros políticos. Reclamemos el desmantelamiento de los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CIACS). Demandemos la depuración del sistema de justicia. Conminemos al binomio presidencial a dejar el gobierno y ordenemos la limpieza absoluta del aparato estatal.

Levantemos la voz y la voluntad para fortalecer la organización en todas sus expresiones. Demos pasos hacia adelante para construir hilos de unidad para un nuevo tejido social que pinte un lienzo multicolor fuerte, impenetrable e indestructible. Un lienzo que permita cubrir a todas y todos quienes dan lo mejor de sí cada día, por una Guatemala mejor. Un lienzo que al izarse levante un viento huracanado que remueva desde la base, las arcaicas estructuras del sistema.

Este 1 de Mayo, bien puede ser un día histórico por la magnitud de la presencia en la marcha, así como por el contenido y el sentido de la demanda que la inspira.

Share.

About Author

Iduvina Hernández

Defensora de Derechos Humanos, hija y nieta de gente honrada, convencida de que otro mundo es posible. Sobreviviente de la contrainsurgencia y excavadora de la verdad y la memoria. Como no sé nadar, por eso nado contra la corriente y, cómo pueden ver, no me he ahogado.

1 comentario

  1. Un tercio de los impuestos vienen de aduana, a 500 del millón de furgones anuales los agarró la CICIG. Q.16 mil por 500 entre un millón son Q.8 millones.
    El IVA de importaciones creció Q.32 millones y el ISR individual bajó Q.230 millones con el cambio fiscal 2012-2013.
    Quitarle la auditoría social al pueblo con la presentación de facturas a cuenta del ISR incrementó la corrupción de la SAT.
    Una tortillera gana 10% sobre venta y el fisco quiere quitarle 5 ó 7%; el gobierno corrompió al pueblo.
    Los especuladores, financistas de campaña, proveedores del Estado, están legalizados para pagar 7% sobre ventas del 30, 60 o mas del 100% de utilidades.

Leave A Reply