Voces de la democracia

0

A partir del 16 de abril, de 2015, la ciudadanía guatemalteca, de manera sistemática, ha venido ejerciendo presión, construyendo correlación de fuerzas y organizándose de manera novedosa y creativa, frente a un modelo de Estado y de representación democrática que no le es propia. Esas voces de la democracia son las imprescindibles, no aquellas que de manera oportunista y cual sanguijuelas pretenden extraer lo mejor del cuerpo que hemos formado para pervertirlo y corromperlo.

Sin lugar a dudas, una de esas voces la representan los pueblos organizados en defensa de sus territorios, acaso no hemos visto durante estos últimos meses a ixiles siendo parte de los reclamos ciudadanos. Y no es que hasta ahora los ixiles hayan despertado como muchos quieren hacer creer, han sido los ixiles quienes junto a otros pueblos originarios, siempre han estado ahí demandando, exigiendo, resistiendo; por eso es que desde siempre, y más ahora, el pueblo ixil es una de las voces por la democracia.

Otra importante voz de la representan los estudiantes organizados en la Coordinadora Estudiantil Universitaria de Guatemala –CEUG– que conformada a partir de estudiantes de las universidades de San Carlos de Guatemala, Rafael Landívar y otras, rompen con un viejo paradigma y permiten dar amplitud a la lucha social y popular. Son ellos y ellas que desde diversas formas de expresión hoy acompañan las luchas en demanda de otra Guatemala posible.

La democracia solo es efectiva si se construye desde abajo y no desde las élites que se ensañaron durante muchos años y eso lo puede ver cuando, quienes conforman la Asociación de Mercados sale a manifestarse, es solidaria con las luchas del Pueblo, asiste y comparte lo que tiene; son ellos y ellas que desde su acción comercial cotidiana se convierten en el verdadero sector privado que necesita y requiere este país y no aquel que explota, evade la contribución con la nación, engaña, miente y es oportunista con las luchas del Pueblo.

También están las y los pobladores de las barreadas populares de las áreas marginales de las ciudades, que hemos visto los sábados organizándose, demandando derechos fundamentales que les son propios y que gracias a este sistema de impunidad y corrupción no les es posible gozarlos. Jóvenes, hombres y mujeres, niñez y adolescencia que ha aprendido hoy en aparentes tiempos de paz a manifestar y gritar lo que está prohibido y que antes le era negado. Hoy sale y esta presente en las demandas ciudadanas a favor de otra Guatemala Distinta.

Otra voz que ha estado ahí, sábado a sábado es la diversidad sexual, la comunidad LGBTI, quienes demandan un Estado incluyente y profundización de la democracia. Han desfilado junto al Pueblo guatemalteco exigiendo una vida digna para todos, han aportado su creatividad, su alegría y su visión política sobre lo que otra Guatemala debe ser, por eso ellos y ellas también son y forman parte importante de las voces por la democracia.

Sin lugar a dudas que otras voces han sido importantes en este proceso de ascenso de lucha social y popular y una de ellas ha sido la de las y los campesinos y de los Pueblos Indígenas a quienes hemos visto en una jornada histórica volcarse a las calles, tal y como lo han hecho históricamente. Durante tres días fuimos testigos de más de treinta puntos de concentración y resistencia, organizados por estos pueblos, por hombres y mujeres honestas y sencillas que conforman esa Guatemala profunda que pide que este general genocida y ladrón deje el poder y se enfrente a la justicia.

Esas voces obreras, campesinas, pobres y excluidas son las importantes, no aquellas como las del sector privado organizado que de manera oportunista pretenden revestir sus acciones de puritanismo; cuando en realidad lo único que persigue es mantener el sistema actual, que les permite retener sus privilegios. Por eso hagamos más voces, seamos cada vez más un especie de coro popular que a una sola voz grite y demande a sus autoridades no solo la renuncia, sino el cambio y transformación de nuestro actual modelo de Estado en el país.

Share.

About Author

Jorge Santos

Hombre guatemalteco, centroamericano y profundamente latinoamericano, defensor de derechos humanos, amante de la vida, la esperanza, la humanidad y fiel creyente que otra Guatemala es posible.

Leave A Reply