Y cuando el pueblo despertó, su poder seguía ahí

1

Foto tomada de Radio Punto.

El sábado 25 de Abril de 2015 fue un día para recordar.

A veces es necesario tocar fondo para reaccionar. Hemos venido en una espiral descendente que nos hace tocar fondos cada vez más oscuros.

Pero este 25 se hizo la luz: Un día en que pusimos lo que nos divide por debajo de la indignación por el despojo que nosotros mismos hemos permitido.

Hermoso contemplar las fotos, los comentarios, las vivencias, ese sentimiento de estar haciendo lo mínimo pero trascendental: todo transmite emoción.

En la capital, en muchos otros lugares, en el exterior. En Xela, Toto, Sololá,Jutiapa; en muchos lugares fuera del país donde laten corazones guatemaltecos. Este día nos atrevimos a ser y nos sentimos acompañados.

Los intentos mezquinos de protagonismos se perdieron ante la fuerza colectiva. Tal como debe ser. Las redes sociales, tan subestimadas, demostraron su poder como herramienta para la organización colectiva.

Ya comenzamos. No caigamos en la trampa de creer que esto fue la culminación cuando es apenas comienzo. Nos falta mucho más. Las manifestaciones deben continuar y el próximo 1 de Mayo es una gran oportunidad de hacernos escuchar de nuevo con voces fuertes y unidas. Demostremos que somos mucho más que llamarada de tuza.

Lo más hermoso de esta jornada triunfante, es que vencimos, no al par de impresentables, sino a nosotros mismos. Como bien lo dijo Gustavo Maldonado: “Nos trascendimos”.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

1 comentario

  1. Si 300 espartanos pudieron detener a los salvajes invasores en el paso de las Termópilas «fuentes calientes».
    Porqué no vamos a poderlo hacer uno de cada mil guatemaltecos.

Leave A Reply