Ya tocamos fondo, de qué ratos

3

Venimos tocando varios fondos desde hace un mes, un año, un siglo. Ni Cristo aguantó tanto.  Cuentan que cuando el Justo vio corrompido el templo, echó a vergazos a los ladrones. Pero tan grande metáfora del mundo ha sido la más desperdiciada. Toda la rebeldía posible ya fue cuarteada con argumentos, divisionismo, sumisión, pleitos internos y externos y con el arrodillamiento de los consternados.

Me confieso harto, me sé impotente. A veces quisiera tener la ignorancia de mi madre, que todo lo resuelve con una oración. Pero soy como ese náufrago que sale de su escondite y pregunta cada mañana –con la nariz cubierta con la mano–: “¿Ya tocamos fondo?”

Cuando descubro que todavía no hemos tocado el fondo de los fondos, el señor de todos los fondos, el tsunami de todos los tsunamis, me sumerjo de nuevo para seguir gozando de mis fantasías: libros que hablan de revoluciones; puertos seguros; argumentos intelectuales –escritos o dichos por otros, claro– que dejarían quieto a cualquier pirata.

Veo con envidia las manifestaciones en México, España; las que en su momento revolvieron a los países árabes y todas aquellas que se alzan contra el poder que los oprime.

De este lado del mundo hemos sido tan arrollados, innumerables veces, y encima hemos visto cómo cayeron nuestros intentos de subvertir la situación: fracasaron o se corrompieron los sindicatos, las asociaciones de estudiantes, la unidad política.

Por si fuera poco, tenemos que soportar estas cosas:

  1. El crecimiento descomunal de los niveles de perversidad política
  2. La estupidez que gobierna y el cinismo llevados a su máxima expresión
  3. La humillación que nos adjudican nuestros compatriotas que estando fuera insinúan que somos una mierda porque nos aguantamos
  4. La inutilidad de nuestros gritos que repercuten como pelotas en la pared para empezar de nuevo

El país no ha tocado un fondo sino varios. Una y otra vez, cada día es un paseo sobre la cinta de Moebius. Algo irrespirable se siente en el ambiente, algo está a punto de colapsar, siempre, algo agitará las aguas hasta el desborde, algo sucederá… Siempre.

Aun cuando México está igual o peor que Guatemala, por lo menos sus habitantes no se dejan. Pero aquí haré un poco de justicia en favor de nuestra aparente pasividad: los mexicanos y los argentinos están en todo el mundo; hasta en la sopa. Por cada guatemalteco que hay, digamos, en un cursillo en Alemania, Holanda o China, o en las universidades, las industrias y las calles, hay sin cuenta mexicanos y otro tanto de argentinos. Su ventaja es numérica y también activa, porque ante pijazos nacionales se congregan ante las embajadas; echan pestes por los medios, incluso se sirven de las mismas armas del enemigo: esa farsa al servicio del Departamento de Estado llamada CNN.

Nosotros, en cambio, seguimos aislados, vemos cómo se pican nuestros hígados y la madera del naufragio. Yo estoy harto. No sé por qué sigo escribiendo.

Share.

About Author

Carlos Hernández

Carlos Hernández. Permanente aprendiz de la extraña configuración nacional. Analista de su comportamiento personal y el de su sociedad. Estudiante de maestría en Psicología.

3 comentarios

  1. En este país una vez funcionaron las manifestaciones. Me imagino que funcionaron porque fueron masivas, sinceras y pacíficas, por lo cual no pudo el poder dictatorial ridiculizarlas o suprimirlas con fuerza. Me refiero a las manifestaciones que produjeron la renuncia de Ubico.

    Vale la pena entrelazar brazos entre nosotros los “hartos” para voltear la tortilla, tal vez sin tanta bulla como las manifestaciones mexicanas actuales y las argentinas que al final tendrán logros superficiales, como tuvo el occupy en estados unidos. Escribir y leer ya son un paso clave. En código morse nos estamos diciendo que aqui estamos y somos varios. No estamos solos y no estamos locos. Luego, como pocos leen y pocos escriben en este país, hay que mandar el mensaje por otros medios. Youtube lo usan todos. Hablando de tocar fondo: has visto esto que hicieron en Brasil?

    https://www.youtube.com/user/portadosfundos

Leave A Reply